El albergue

El albergue Casa Ricardo está situado en el caserío de Campiello y pertenece a la familia Francos desde principios del siglo XIX. En su construcción, se han respetado la casa de labranza, panera, pozo de agua, muros, corral y habitaciones originales.

Donde antiguamente se situaba el corral del caserío, hoy convertido en el patio del albergue, se han construido la cocina y las habitaciones de literas; de hecho, en una de ellas se conserva actualmente el pozo de agua tal y como estaba en la construcción primitiva.

Las habitaciones dobles Pumarín y La Panera eran los antiguos dormitorios que se ofrecían como hospedaje. Aquí solían pernoctar caminantes que estaban de paso y también ganaderos que practicaban la trashumancia o que iban a las ferias de la zona.

Portón abierto. El albergue.

Instalaciones

Situado en el pequeño pueblo de Campiello, perteneciente al concejo de Tineo (Asturias) y en un entorno rural, el albergue Casa Ricardo ofrece unas excelentes instalaciones para descansar y hacer un alto en el Camino Primitivo.

Somos lugar de paso obligado en tu camino y nuestra ubicación es idónea para realizar la etapa de Los Hospitales. Nos encontrarás nada más llegar al pueblo, en el margen derecho de la carretera, justo enfrente de nuestro bar-tienda, también llamado Casa Ricardo.El albergue. Literas.

El albergue. Botas y bastones.Nuestro albergue, cuyas instalaciones son totalmente nuevas, cuenta con un estupendo patio provisto de mesas y sillas donde podrás descansar y relajarte, además de preparar la etapa del día siguiente.

También dispone de una amplia cocina-comedor de libre uso y equipada con placa de inducción, microondas, frigorífico, cafetera y menaje de todo tipo; dos habitaciones comunes con literas (provistas de sábanas desechables, mantas y taquilla individual); dos baños completos para hombres y otros dos para mujeres; servicio de lavadora y secadora; lavadero exterior con tendal, calefacción y botiquín. Disponemos además de dos habitaciones dobles con baño completo.

Servicios de albergue Casa Ricardo

En todo el alojamiento podrás disfrutar de conexión Wifi gratuita y en la zona exterior, también disponemos de un lugar para dejar las bicicletas.

Todos los días, a partir de las 7.00 de la mañana y para comenzar bien la jornada, podrás disfrutar cómodamente de un completo desayuno en nuestro bar, y si cuando llegues agotado del camino, no te apetece cocinar, también ofrecemos variedad de bocadillos, pinchos, tapas caseras tradicionales y platos combinados.
El albergue. Cocina completa.Además, en nuestra tienda y supermercado, dispones de un amplio surtido de productos que cubren prácticamente las necesidades de cualquier peregrino.

En nuestro albergue no solo podrás descansar y reponerte de las duras jornadas del camino en un ambiente acogedor, cercano y familiar; sino que nuestro equipo puede, asimismo, ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites para continuar tu camino.
Ven a conocernos, te estamos esperando…

Un poco de historia

Campiello surgió como venta. Existen indicios de que ya en el siglo XIII existía como tal y a partir del siglo XVI consta documentación que así lo corrobora. En aquella época era el lugar en el que se realizaba el poco comercio existente y donde, en ocasiones, incluso se redactaban documentos por parte del escribano de la zona. Esta venta perduró en el tiempo debido a su situación estratégica, dado que Campiello está situado en un cruce de caminos y es lugar de paso en el Camino de Santiago.

En Tineo existían cotos o casas señoriales, y Campiello pertenecía a una de estas últimas: la “Casa de Bustiello”. Los arrendatarios, que eran nuestros antepasados, pagaban el alquiler con las cosechas (trigo, castañas, lana, etc.) a los propietarios de dicha casa. Según tradición oral de nuestra familia, fue mi bisabuelo, Genaro Francos, quien compró las propiedades del caserío donde hoy se asienta nuestro albergue. Sabemos que, a mediados del siglo XIX, construye la panera y un pozo artesano para obtener agua, además aumenta y arregla la vivienda. Posteriormente, nuestros abuelos Ricardo y María continuaron con las mejoras. Se dedicaban a la labranza y además, regentaban una “cantina” al tiempo que ofrecían hospedaje a los caminantes. Destaca la labor de mi abuela María que, viuda muy joven, con ocho hijos y sin saber leer ni escribir siguió con el comercio. Nuestros padres continuaron con la labranza y el comercio y en 1954 inauguraron el bar-tienda que hoy es Casa Ricardo. También mantuvieron la casa de labranza donde actualmente está el albergue.

… Y, nosotros seguimos con el negocio familiar. En el 2015, adaptándonos a los tiempos y con el auge del Camino Primitivo decidimos abrir el albergue. Desde entonces intentamos ofrecer a los peregrinos un trato familiar y un lugar para descansar y reponer fuerzas después de la caminata del día. En eso pondremos nuestro empeño.

“Espero que quienes se alojen en nuestro albergue puedan disfrutar de un lugar lleno de historia e ilusión y sentirse como en casa.”

Ricardo Francos Pérez